Crisis pre-fabricada: Los intereses económicos y los políticos no siempre coinciden

Con intereses comerciales y políticos, el diario de la Plaza Cagancha ha de satisfacer las necesidades comerciales del sector patronal del agro, al inmobiliario y al terrateniente así como al partido político que lo sustenta. Es allí donde chocan dos intereses inmediatos y circunstanciales.

  1. El sector inmobiliario agrario y terrateniente ha de vender sus productos y arrendar o vender sus tierras al precio más elevado posible. Para cumplir sus objetivos debe mostrar una imagen de prosperidad que, en los hechos, está ratificada por los números que surgen del crecimiento en las exportaciones y la suba de algunos precios en el mercado internacional. Claro que también los precios de arrendamiento de tierras se han ido por las nubes, sólo benefician a los terratenientes y perjudican algunas explotaciones agrícolas, pero de ellos mejor ni se habla.

Tal como dijera el ex-Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca Ing. Agrónomo Ernesto Agazzi a La República: “En la economía rural uruguaya una cosa son las empresas, otra los asalariados o los productores familiares, y una muy distinta los terratenientes que se llevan gran parte del valor total de la producción agropecuaria. Es una renta que creció muchísimo, pasó (por hablar de la lechería) de 24 dólares a 128, y sin embargo es un tema que los sectores poderosos no quieren mencionar”,

  1. El partido político (o bien un sector del mismo con ambiciones de liderazgo) que sustenta la existencia de periódicos, TVs, emisoras de radio y otros medios de difusión masiva que le son funcionales, también tiene necesidades tácticas y estratégicas. De allí es que ese partido, como inicio de pre-campaña, haya promovido una falsa crisis en el agro que también ha de publicitarse en todos esos medios.

Por estos dos motivos es que nos encontramos con “noticias” tan contradictorias como que han aumentado las exportaciones de la mayoría de productos agrarios que se producen en Uruguay, que en muchos casos ha aumentado su precio en el mercado internacional y, con pocos días de diferencia, que un grupo de “productores agrarios autoconvocados” inicia una protesta por la crisis que está pasando el sector en Uruguay.

En medio de todo esto y luego de las primeras “marchas”, el mismo periódico de marras publica una noticia donde uno de los fundadores del sindicato agrícola denuncia que los trabajadores son obligados a asistir a esas actividades. Al poco rato, se ponen de acuerdo las partes interesadas en la disputa y esa nota es retirada.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑