Los vínculos de Alonso con la Iglesia que busca “curar” homosexuales

La senadora nacionalista, fue condenada a pagar una deuda que atribuyó a la Iglesia Mision Vida, liderada por el pastor Jorge Márquez, suegro del diputado Álvaro Dastugue.

En abril, tanto Verónica Alonso, como su esposo, Marcel Gerwer, fueron condenados a pagar U$S 31.780 a una imprenta que los demandó por no haber saldado una deuda que data de las elecciones internas de 2014, según informó el semanario Búsqueda.

Alonso, aseguró que los trabajos fueron en realidad para listas que estaban vinculadas a la Iglesia Misión Vida, pero que se manejaban de manera independiente a ella.

Sin embargo, quien firmó los compromisos con la imprenta es Gabriel Cunha, que trabajó para Alonso y tiene vínculos con la Iglesia de Márquez.  La imprenta aseguró ante la Justicia que Cunha “trabajaba por orden y en representación de Alonso y su esposo”, y presentó como pruebas mensajes entre el dueño de la empresa y la legisladora.

El diputado frenteamplista Alejandro Sánchez, cuestionó que “¿por qué una iglesia decide financiar a un candidato político si en definitiva eso no está en la ley de financiamiento de los partidos políticos?”.

El vínculo. Es conocido, el apoyo que recibió Verónica Alonso, de parte del pastor Jorge Márquez, líder de la ONG Beraca y de la Iglesia Misión Vida para las Naciones. Mediante esta alianza, el yerno de Márquez y también pastor, Álvaro Dastugue llegó al Parlamento, como diputado por Montevideo.

En su momento, salió a la luz que los voluntarios de Beraca, trabajaban repartiendo listas o asistiendo a actos del Dastugue y Alonso, en la última campaña electoral.

Meses atrás, Alonso estuvo en primera fila junto a Márquez y Dastugue, en la presentación de “El libro Negro de la Nueva izquierda. Ideología de género o subversión cultural”, escrito por Nicolás Márquez y Agustín Laje.

Días después, Márquez dio una nota en Desayunos Informales (Teledoce) y aseguró que el “lobby gay promueve el sexo con menores y animales”. Esto obligó a Alonso a tuitear: “A todos los que hoy me preguntaron acerca de las declaraciones del pastor Márquez sobre el ‘lobby gay’, quiero aclarar que son sus opiniones personales, NO tengo nada que ver con ellas y NO las comparto en lo absoluto”.

Esto provocó la ira de Laje, quien criticó en su facebook, la “falta de escrúpulos” de Alonso, y compartió una foto en la que se ve a la senadora en la charla y en una reunión privada con los autores.

Asimismo aseguró que Alonso, “estaba con una actitud tan positiva durante la disertación, que fue mencionada durante la misma por los escritores, como el video del momento lo confirma” y agregó que “luego de pedirnos que firmáramos su ejemplar, expresó su preocupación por el avance de la ideología de género y no disimuló su indignación respecto de esta nefasta novedad ideológica”.

Polémica. En febrero de este año, Nicolás Iglesias, investigador de organizaciones basadas en la fe, habló sobre la postura de la Iglesia Misión Vida sobre la homosexualidad.

En una nota de El Espectador titulada: “Iglesia del pastor Márquez intenta “curar” la homosexualidad”, Iglesias asegura que “cuando una persona homosexual o trans llega a la Iglesia “ellos consideran que está en situación de pecado y debe ser cambiada y transformada”, mediante la oración, el rezo y el exorcismo

Asimismo, dijo que estos grupos en general “consideran a la homosexualidad como una posesión demoníaca de un espíritu que está en el cuerpo” y para estos colectivos la familia heteronormativa, es decir, un hombre, una mujer y sus hijos, es “una realidad que es inamovible y que es norma y regla”.

También recordó la presentación de un proyecto para “promover una visión de la familia heteronormativa. Es un acuerdo político que trasciende a los evangélicos e incluye a los católicos. Incluso Alonso y Dastugue fueron al MIDES a presentar un proyecto del Instituto de la Familia”.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑